La lucha de clases ha terminado. Y la hemos perdido

Crisis. Viñeta de JR Mora

Prueba de ello es que muchos ni se han enterado. Especialmente esos que nunca fueron conscientes de su propia realidad sociopolítica, trabajadores de derechas, que empujan para el otro lado, contra ellos mismos. Aunque ese lado está podrido. Se tapan la nariz y siguen empujando con las manos manchadas de mierda. Es el partido más votado de España.

Otros muchos, que sí fueron conscientes de la lucha, se han conformado con llamar crisis a este nuevo sistema. Un sistema que ha venido para quedarse. Pero el sistema no ha venido, lo han traído. Un nuevo modelo.

Un sistema desequilibrado en el que toda la fuerza recae sobre el mismo lado. Un sistema bipolar. A un lado el desempleo, la precariedad, la pobreza laboral, la explotación, la esclavitud, el exilio, la desesperanza. Al otro, las estadísticas amañadas, las multinacionales, los grandes márgenes de beneficios, el fraude de ley, la corrupción, las puertas giratorias, los gobiernos como perros de sus amos, la indecencia.

Un modelo que, desmantelando lo público y sus derechos, concentra todo el poder para asegurar que siempre ganan los mismos a base de privatizar los beneficios y socializar las pérdidas.

Fiel reflejo de esta realidad son estos Diálogos (Soy precario. Testimonios y análisis) emitidos en el programa A vivir de Javier Del Pino en la Cadena Ser (28/02/2016).

Un sistema que apuntala la desigualdad entre unos pocos contra todos los demás. Mientras tanto, en España un partido que se llama socialista pacta con la derecha la perpetuación del sistema. Y en Europa más de lo mismo. De aquí sólo se salía con la lucha, pero ya terminó, y la perdimos. Sin conflicto social no hay resistencia.

10 Replies to “La lucha de clases ha terminado. Y la hemos perdido”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. No es exactamente como lo pintas. Pesimismos y embaucar no ayudan. ¿Que hay trabajadores de base que
    les votan? ¿estas sorprendido? ¿no sabes de donde viene? ¡que extraño! Es España hubo una dictadura
    filofascista durante muchos años. El dia que murio el dictador, hacia ya años que la sociedad no lo aceptaba, no se sometía, rehuía el régimen…pero ¡Oh milagro! en cuestión de horas, los franquistas desaparecieron del espacio publico, todos eramos democratas de toda la vida. Y no lo eramos, simplemente
    los fascistas se habian sumergido como un submarino. Y ahi siguen. De cuando en cuando a algun tonto que lleva demasiado tiempo bajo el agua, abre la boca y se compromete, pero le da igual porque sabe que
    tiene impunidad .De ahi salen estos votantes, del anterior regimen. y HAY TODAVIA MIEDO.

    1. Tienes toda la razon es exsactamente lo que pasa en Chile a hora rasgan vestidura, son todos democraticos.Es una copia del Franquismo,desgraciadamente las nuevas generaciones estan deslumbrados con los voladeros de luces que les ofrece el neoliberalismo o estan hastiados de tanta corrupcion.

  3. Pues si, es una guerra de clases y los de abajo vamos claramente perdiendo, el PPSOE sigue sacando 13 millones de votos en un pais con 13 millones de pobres, 4 millones y medio de parados y con 1 de cada 3 niños con problemas para alimentarse mientras los bancos y las empresas del IBEX tienen beneficios record, este sistema basado en la precariedad laboral no es algo pasajero, ha llegado para quedarse.

  4. Me encanta la pobre «Kelly» que se ha dado de bruces con la realidad:

    «Pensábamos que no íbamos a sufrir la crisis»
    Bienvenida a la realidad señora.

    «No entendemos porque nosotras, que somos mujeres ya con una edad, que siempre hemos tenido sueldos bajos, tenemos que estar en este perfil de precariedad»
    Señora, NADIE tiene porque estar en «ese perfil de precariedad». Ni ustedes ni nadie. Ya que parecen enterarse de una santa vez de qué va eso de la guerra de clases, ¿creen que podría tener más conciencia de clase, o van a seguir pensando únicamente en sus culos?

  5. La verdad es que desde hace unos pocos años, hemos conseguido muchos derechos que antes no teníamos, pero los de siempre siguen mandando y nos toman el pelo. Me quedo con la frase que leí en alguna manifestación.

    «No somos ni de derechas ni de izquierdas, somos los de abajo y vamos a por los de arriba»

    un saludo

Responder a Orlando Maudier Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *